Google+
NHU Lavapies, Latina y Embajadores
Una publicación independiente de tu barrio
Archivo del autor
Me estoy haciendo viejo

Me estoy haciendo viejo

¿Será por­que me es­toy ha­cien­do vie­jo?… En mar­zo cum­pli­ré 56 años y, aun­que al­gu­nos ami­gos me di­cen que soy un cas­ca­rra­bias, yo no me sien­to así. El es­pe­jo me de­vuel­ve la ima­gen de un ti­po gor­do y ma­yor, y yo si­go sin re­co­no­cer­me. Dicen tam­bién que ten­go ma­la hos­tia, que no de­jo tí­te­re con ca­be­za y yo, sin em­bar­go, me sien­to com­pa­si­vo, fle­xi­ble y afec­tuo­so.

La calle no tiene dueño

La calle no tiene dueño

Vamos a tardar mucho tiempo en tener un gobierno de izquierda en el parlamento, sin entrar a discutir cuál es realmente el rol que podría jugar una mayoría como esa. Entre el PSOE y PODEMOS hay tal nivel de tensión, distancia, desconfianza y visceralidad, que parece que estemos ante un duelo en el que solo uno de los dos pueda quedar con vida.
La importancia del trabajo personal

La importancia del trabajo personal

No se trata de ninguna terapia, se trata de la necesidad de entender lo que nos ocurre y lo que ocurre a nuestro alrededor…

Nos se­gui­mos jun­tan­do to­dos los jue­ves y nos si­gue pa­re­cien­do im­por­tan­te de­jar cla­ro que se tra­ta de un ám­bi­to de tra­ba­jo ab­so­lu­ta­men­te abier­to, pe­ro que es­tá pen­sa­do pa­ra aque­llos ve­ci­nos y ve­ci­nas que en­tien­dan su uti­li­dad y apre­cien la im­por­tan­cia de la ho­ri­zon­ta­li­dad y el res­pe­to pro­fun­do a la di­ver­si­dad de opi­nio­nes, ex­pe­rien­cias y pun­tos de vis­ta…

Talleres y seminario para construir "Una vida coherente"

Talleres y seminario para construir «Una vida coherente»

Seguimos con los ta­lle­res de tra­ba­jo per­so­nal… Todos los jue­ves, a par­tir de las 19.30 en Casino 22, 1º 1, nos jun­ta­mos un gru­po de ve­ci­nos y ve­ci­nas pa­ra es­tu­diar y re­fle­xio­nar so­bre as­pec­tos im­por­tan­tes de nues­tra vi­da.

Nuevas Opciones Políticas

Nuevas Opciones Políticas

El pasado 8 de octubre, en el Círculo de Bellas Artes, asistí invitado a la presentación de Partido X, y he de reconocer que lo hice cargado de prejuicios… Había sido invitado por dos amigos distintos, y mi nombre aparecía en la lista de la entrada.