Hoy en día, la mayoría de la gente tiene teléfono y también servicio de internet, por lo que podemos afirmar sin ningún género de dudas, que la mayoría de la gente ha tenido en alguna ocasión y, en mayor o menor medida, problemas con las empresas de telefonía que le dan servicio.